Saltar al contenido

5 ejercicios buenos para reducir la escoliosis

ejercicios para escoliosis

Este problema lumbar puede llegar a ser muy doloroso y molesto, por esta razón te mostramos cómo hacer ejercicios para aliviar escoliosis. La escoliosis es todo un desafío para aquellas personas que la padecen, y más aún para personas que requieren hacer tareas donde involucre la espalda o en los ejercicios físicos también.

Las personas que sufren esta condición generalmente presentan una curva muestran una curva en forma de C o S en la espalda en vez de una linea recta,como debería de ser en una persona sana, esto produce malas posturas y dolor articular y muscular que puede llegar a ser insoportable.

Podemos encontrar diferentes rutinas de ejercicios para tratar desde escoliosis leve hasta incluso crónico, esto acompañado de aparatos ortopédicos y cirugía, dado el caso de ser necesario es una muy buena opción para tratar esta condición.

¿Que es la escoliosis?

La escoliosis puede significar una afección de salud de cierto grado, más específicamente se trata de una desviación lateral de aproximadamente 10° de la columna vertebral. Esta desviación suele tener forma de S o de C y hace que la personas que la padece sufra alteraciones en su anatomía.

Esto hace que existan diferentes grados de escoliosis, las cuales algunas pueden ser tratadas con ejercicio físico y así poder llevar una vida más tranquila aunque suframos de esta condición.

Existen diferentes razones por las cuales puede ser de una gravedad mayor o menos, como por ejemplo, la edad en la que aparece, las características de la lesión, el lugar donde está localizado y el grado de curvatura que presenta.

Si tienes sospechas de que puedes estar padeciendo o empezando a padecerlo debes consultar a un médico y verificar su gravedad y tratamiento.

¿Cuales son sus causas?

La escoliosis puede empezara notarse desde la infancia, pero en algunos casos se puede presentar en la edad adulta. La razón por la que aparece la escoliosis al día de hoy aún son inciertas, pero se cree que puede darse por varias razones como la genética, la posición pélvica desigual, una mala posición de las rodillas o los pies, cirugías en la espina dorsal, entre otros.

En la mayoría de los casos el pronóstico normalmente es alentador y positivo ya que se puede tratar, la mejoría tiene mucho que ver en el momento en que se detecta antes de que avance más. Entre más temprano se detecte mucho mejor.

Tipos de escoliosis

Podemos encontrar diferentes tipos de escoliosis, ya sea leve o crónica y se pueden presentar de la siguiente manera:

  • Escoliosis congénita: Su aparición se da tras malformaciones en la columna vertebral o por un mal desarrollo de las vértebras antes del nacimiento.
  • Escoliosis neuromuscular: Este tipo de escoliosis está asociado con diferentes enfermedades neurológicas o musculares, como la artrosis muscular o parálisis cerebral.
  • Escoliosis idiopática: Sus causas aún son desconocidas, pero este tipo es el que más se presenta, se suele observar durante la edad de entre 10 y 15 y se diagnostica en mujeres en su mayoría.
  • Escoliosis por distintos orígenes: Las enfermedades del tejido conectivo, infecciones en los huesos o los traumatismos pueden ser causantes de la escoliosis.
tipos de escoliosis

Tips para prevenir la escoliosis

Existen varios métodos que puedes practicar para prevenir la aparición de la escoliosis, es necesario que fortalezcas tu columna vertebral.

  • Cuida tu postura durante tus actividades: Al momento de sentarnos, acostarnos, recoger algo, trabajar.
  • Presta atención que no estés forzando tu columna de manera excesiva al momento de hacer ejercicios físicos.
  • Practica la natación: Este deporte es una de los mejores ejercicios para escoliosis lumbar que puede existir, y no solo para esta condición, sino casi cualquier condición física que necesite tratamiento y ejercicio.
  • Evitar el estrés y cuidar tu salud: El estrés puede ser un causante y empeorarlo.
  • Realiza ejercicios físicos regularmente: No olvides que mantener tu cuerpo entrenado y ejercitado te permitirá mantenerlo más sano.

Ejercicios para prevenir y reducir la escoliosis

Para empezar, es necesario que sepas que los ejercicios para la escoliosis te ayudarán a sobrellevar esta condición y a mejorarlo un poco, pero en definitiva debes que consultar un especialista para que te indique que tratamiento seguir.

A continuación te mostramos cuales son los ejercicios para la escoliosis, especialmente para realizarlo en niños antes de terminado su etapa de crecimiento, pero también pueden realizar los ejercicios para escoliosis los adultos, la idea es hacerlos almenos 3 veces por semana durante 20 minutos, se pueden realizar en casa.

1. Estabilización escapular

En esta rutina, se usa el método de los pilates, consiste en relajar la zona cervical y torácica de las tensiones que se generan por causa de la deformidad y al mismo tiempo darle estabilidad al tronco.

Para empezar este ejercicios para escoliosis lumbar y dorsal, debemos acostarnos boca arriba, las piernas deben estar un poco flexionadas y estar al mismo ancho de las caderas con la planta de los pies apoyados en el suelo, los brazos deben estar estirados a los lados del cuerpo con las palmas sobre el suelo o colchoneta.

Debes inhalar y elevar los brazos viendo hacia el techo y estando siempre extendidos al ancho de los hombros, el siguiente movimiento es llevar la manos por detrás de tu cabeza quedando algo cerca del suelo, regresa a la posición inicial exhalando. Realiza 10 repeticiones.

Ahora realiza el mismo movimiento pero con las rodillas elevadas, haciendo que nuestro abdomen se activa y no se fuerza nuestra zona lumbar. También realiza 10 repeticiones.

2. Inclinación pélvica

Uno de los ejercicios más recomendados para las personas que sufren escoliosis, para realizar esta rutina debes acostarte boca arriba con las rodillas flexionadas y la planta de los pies sobre el suelo, los brazos deben de estar a los lados del cuerpo y estirados, similar a la primer rutina.

Debes transferir toda la tensión y fuerza a la zona abdominal para que se libere de toda tensión la zona de la espalda. Debes elevar la zona pélvica despacio con un movimiento natural, de modo que tu espalda quede recta y tu cuerpo quede inclinado, mantener esta posición 5 segundos y volver a la posición inicial despacio.

3. Plancha

Hay una gran variedad para hacer este ejercicio de plancha o tablones pero el más recomendado para la escoliosis es el que nuestro cuerpo queda apoyado sobre los antebrazos y dedos de los pies.

El objetivo de esta rutina es el fortalecimiento de los músculos centrales como por ejemplo la espalda superior, espalda baja y hombros, a su vez puede tonificar otras zonas como bíceps, isquiotibiales y pantorrilla.

Esta rutina para la escoliosis es sencilla, debes acostarte boca abajo, eleva tu cuerpo de forma que quedes apoyado/a solo sobre los codos y los dedos de los pies, quedando con el cuerpo recto y aguantando por lo menos 5 segundos, vuelve despacio a la posición inicial y descansa para repetir 9 veces más.

4. Pierna alineada

Apóyate sobre tus manos y rodillas sobre el suelo o una colchoneta, mantén siempre los brazos rectos y las rodillas con un angulo de 90°. Sube la pierna derecha y el brazo izquierdo al mismo tiempo y despacio, volvemos a la posición inicial despacio y cambiamos de pierna y brazo.

Debes mantener el brazo y pierna alineados con la columna y sostenerlo durante almenos 10 segundos, con repeticiones de 10 en cada brazo y pierna.

5. Pose del gato

Esta es una posición de yoga que estira y fortalece la espina dorsal haciendo que mejore la posturacorporal.

La posición inicial es estar apoyados sobre las manos y las rodillas sobre el suelo, debes asegurarte que las rodillas estén alineadas con las caderas y las manos y codos alineados con los hombros, la cabeza debe estar viendo hacia el suelo.

Inhala y pon tu columna cóncava hacia el suelo sin mover las manos y rodillas de posición, sube tu cabeza viendo hacia el techo sin forzarlo demasiado.

Ahora exhala y pon tu columna vertebral en posición convexa hacia el techo, siempre manteniendo las rodillas y manos quietas, ahora baja la cabeza viendo hacia el suelo, finalmente inhala y vuelvo despacio a la posición inicial para repetir 9 veces más.