Saltar al contenido

Aprende a dar masajes en la espalda y aliviar el dolor

masajes en la espalda

Descubre algunos truquitos que puedes aprender fácilmente y te ayudarán a dar unos buenos masajes en la espalda que ayudarán a relajarse y aliviar dolores a tu ser querido. ¡Y todo desde casa!

A quién no le gustaría recibir un buen masaje al llegar a casa después de un día agotador, liberar tensiones y estrés luego de cumplir con las responsabilidades del día a día o de luchar por cumplir los objetivos, o después de una buena rutina de ejercicios físicos.

Puede que no tengas mucha idea de como dar masajes en la espalda y te preguntas como hacerlo ya que te gustaría sorprender a tu ser querido o que te lo hagan a ti y la mejor forma de aprenderlo es como dicen por ahí, con la práctica.

Los masajes en la espalda, ¡la perfecta relajación!

En la espalda se encuentran una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Aparte, realiza un gran esfuerzo físico al mantener nuestra postura erguida y las labores diarias que realizamos, y mas aún si es un trabajo que demanda un gran movimiento y esfuerzo en la espalda.

Por esta razón podemos llegar a sufrir dolores de espalda que pueden ser muy incómodos a la hora de desempeñarnos en diferentes actividades, incluso puede llegar al punto de impedirnos realizar las labores diarias por el intenso dolor. Realizar masajes en la espalda es una de las mejores opciones para evitar dolores, acompañado de algunos ejercicios físicos.

Para realizar esta actividad, lo recomendable es usar una camilla, pero si no cuentas con una puedes intentarlo en una cama o un sofá, o incluso una mesa, lo más importante es que estés los más cómodo posible para disfrutar de un buen masaje que alivie el dolor de espalda.

masajes para el dolor de espalda

Consejos para iniciar con el masaje en la espalda

Primero que todo, es necesario que pongas al afortunado/a boca abajo, sin ropa y totalmente estirado. Puedes ambientar el lugar de forma agradable con música ambiente, una luz tenue y un aroma delicioso, esto será fundamental para que esa persona se relaje y disfrute al máximo los beneficios de esta actividad.

Tienes que extender de forma adecuada el aceite sobre su espalda, lo mejor es usar aceite tibio, lo podrás hacer con un movimientos deslizantes, largos y uniformes.

También te puede interesar: ¿Qué es el masaje shiatsu y como hacerlo?

En referencia a la dirección de los movimientos, estos deben seguir la dirección del flujo sanguíneo, es decir, empezar por un masaje lumbar o espalda baja con el movimiento de las manos hacia arriba. Al momento de realizar estos movimientos presiona y luego lleva suavemente las manos a la parte lateral de la espalda.

Haz una repetición de 3 a 5 minutos y ve aumentando poco a poco la presión, esto hará que los músculos de la espalda se calienten y tengan una mejor predisposición a recibir un masaje. También es bueno que incluyas los hombros y cuello.

masajes de espalda

Técnicas para dar masajes en la espalda y relajarse

Masaje en los omóplatos

Pon tus manos sobre el borde de los omóplatos (paletilla) y arrastra suavemente todos tus dedos con un movimiento de arriba hacia abajo, con firmeza pero a la vez de forma sutil sin ejercer una presión fuerte.

Técnica del amasamiento

Deberás realizar movimientos circulares cortos y aplicando una mayor presión, así conseguirás una mejor circulación profunda.

Solo se necesitará las palmas de las manos, los dedos o nudillos para realizar movimientos circulares cortos o pequeños, debes empezar desde las cintura hasta llegar a los hombros y no alreves, con una duración de 3 a 5 minutos.

Técnica con puños

Desliza tus puños en la columna, desde el cuello hasta el sacro (parte posterior de la pelvis). Una vez llegado a esa zona, separa los puños a los costados y sube deslizando ambas manos de forma ondulante por la espalda hasta llegar a los hombros, de ahí deslizarás las manos hacia la zona del cuello desde donde volverás a empezar. Es un excelente masaje para el dolor de espalda baja.

Técnica de elevación de los músculos

Cierra los dedos y mantén el pulgar abierto como cuando saludas a alguien o lo felicitas, luego, aplica presión acompañado de movimientos circulares, puedes alternarlos con un movimiento de limpiaparabrisas. Todos se realizan de arriba hacia abajo de la espalda.

Técnica del abanico

Pon los pulgares en la partes superior de la espalda, justo debajo del cuello y a ambos lados de la columna vertebral. Mantén ambos pulgares extendidos y desliza hacia la parte baja de la espalda.

Para realizar una correcta presión, debe ir en angulo hacia los pies y no hacia el suelo. Masajea los músculos que se encuentran a los lados de la columna vertebral y no la columna directamente, recuerda que si se hacen de forma incorrecta, pueden llegar a ser peligrosos y en vez de beneficiar estarías perjudicando.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a aprender un poco de como hacer masajes en la espalda y pueda servirte a ti y a los tuyos para liberar tensiones, relajarse, bajar el estrés, entre otros beneficios.