Saltar al contenido

Qué es el síndrome de los hombros caídos y como corregirlo

Los hombros caídos no solo pueden afectar la espalda, cuello o estómago, más allá de lo físico, aveces la causa de los hombros caídos se puede deber a algo psicológico, como baja autoestima o incluso depresión. Mira como puedes corregir este síndrome y combatirlo. Por estas razones debemos tener muchos cuidados del cuerpo.

¿En que consiste los hombros caídos?

A esta condición también se le conoce como síndrome de cruzado anterior. Si sufres de esta condición o conoces a alguien que la padece quizás te preguntes ¿por qué tengo mis hombros caídos?. Lo que pasa es que los hombros suelen llevarse hacia adelante y la cabeza se lleva hacia abajo. Esta postura corporal hace parecer como si la persona mirara constantemente hacia el suelo.

Al mantener esta postura durante mucho tiempo, hace que la espalda se vaya curvando hacia adelante poco a poco, esto provoca que salga la joroba, al tener esta joroba no solo se afecta la espalda, sino que el pecho y cuello también, también demuestra una baja autoestima, este es el significado de los hombros caídos al igual que sus consecuencias.

Tener los hombros hacia atrás y una espalda recta no es solo sinónimo de buena postura y salud física, sino que demuestra que la persona está bien emocionalmente, está con confianza y tiene autoestima, estar rectos hace que el cuerpo trabaje de una forma más eficiente.

Aveces sin darnos cuenta puede suceder que empezamos a padecer de este síndrome sin darnos cuenta, puede que nisiquiera sea por algo emocional, simplemente pasa por descuido quizás, es ahí donde se empieza a ver afectada nuestra postura, por esta razón debemos saber si estamos teniendo una postura correcta y si no es así debemos corregir los hombros caídos.

Los hombros caídos en mujeres se puede presentar porque están acomplejadas por su pecho, por esta razón adoptan esta postura inconscientemente para esconderlo. Otra de las razones es el uso excesivo del celular y computadores o aparatos electrónicos, ya que por ejemplo si caminamos y estamos pendientes del celular continuamente adoptamos esta posición, estas son las causas de los hombros caídos.

correccion de hombros caidos

Las consecuencias de tener los hombros caídos

Llevar esta postura continuamente provoca dolores de espalda, tanto en la zona lumbar como en la cervical. Aparte de temas de salud y emocional, mantener esta postura no resulta muy estético que digamos, te hace lucir una barriga más grande de lo que es y te hace perder altura.

Si no hacemos una corrección de hombros caídos, incluso nuestra digestión y respiración puede verse afectada, perdemos flexibilidad y alteramos el movimientos de las articulaciones y el equilibrio.

Debemos corregir este síndrome cuando estemos en reposo y estemos caminando, es importante caminar rectos, con la cabeza al frente, esto además de mejorar la salud física, nos hará ver llenos de autoconfianza y más altos.

Como corregir los hombros caídos

Existe una gran cantidad de ejercicios para corregir hombros caídos, esta postura se puede ir mejorando con el paso del tiempo y a continuación veremos algunos trucos y ejercicios para lograr ese propósito.

Estiramiento de la cadena fisiológica anterior de los brazos

Los músculos que se encuentran en la parte posterior de los brazos tienden a acortarse debido a su función hegemónica para realizar el movimiento de llevar alimento a la boca. Al momento de que éstos músculos se acortan, hace que haya una mayor carga sobre los músculos posteriores de los brazos.

Este vídeo te mostrará como debes hacerlo:

Rotación de hombros con el omóplato

Este ejercicio físico consiste en juntar ambos omóplatos sacando el pecho y haciendo que los hombros vayan hacia atrás, cuando muevas los hombros hacia atrás, trata de que los omóplatos se acerquen lo más posible que puedas, al estar en esta posición, mantenla durante 30 segundos. Repite el ejercicio unas 5 veces, si puedes hacerlo un par de veces más al día sería perfecto.

Movimientos circulares con los hombros

Debes calentar los músculos de la espalda realizando movimientos circulares, comienza con 10 movimientos circulares hacia adelante y luego 10 movimientos circulares hacia atrás. También puedes usar los brazos para hacer movimientos circulares, abre los brazos hacia los lados hasta que queden estirados a la misma altura de los hombros y empieza a hacer movimientos circulares. Puedes hacer 10 movimientos hacia adelante y 10 hacia atrás.

Rotación externa de hombros

El propósito principal de este ejercicio para hombros caídos, es llevarlos hacia atrás y mantenerlos en esta posición, la cual sería la correcta durante almenos 30 segundos. Repítelo almenos unas 5 veces y un par de veces más en el transcurso del día.

corregir hombros caidos

La postura de perro viendo hacia abajo

Ponte de pie, agáchate hacia adelante haciendo que las manos toquen el suelo y las caderas en el aire, haciendo que nuestro torso quede recto e inclinado hacia abajo, tu cabeza quedará viendo hacia el suelo y las manos recta. Quédate en esta posición almenos 1 minuto.

Ejercicio para hombros caídos en el gimnasio con poleas

Debes usar la máquina de poleas con una barra ancha, agarra la barra con el pecho un poco inclinado hacia atrás, al momento de baja la barra hasta tu pecho pero sin tocarla, exhala, mantén esta posición unos 2 segundos, levanta despacio la barra hasta que llegue a la posición de arranque.

Para empezar puedes hacer 2 series de 10 con un peso adecuado para tu fuerza, a medida que vayas mejorando, ve aumentando el peso y la cantidad de series.

Masajes en la columna

Acuéstate boca arriba con un rodillo de espuma debajo de tu espalda, ésta debe estar puesta a los ancho de la espalda, mas o menos el mismo tamaño de un hombro hasta el otro, flexiona las piernas hasta que la planta de los pies queden sobre el suelo y las rodillas queden elevadas. Las manos deben de ir detrás de la cabeza, inclina la cabeza, inclina la cabeza hacia el suelo, con las piernas empújate hacia arriba y hacia abajo para que el rodillo se mueva debajo de la espalda, haciendo que se masajee con tu propio movimiento.