Saltar al contenido

¿Engordan los refrescos sin azúcar?

refrescos sin azúcar

Las personas suelen reemplazar los refrescos o gaseosas por lo que no contienen azúcar, pero en realidad ¿engordan los refrescos que no tienen azúcar?

En la actualidad se está imponiendo la moda de una vida más saludable, en la cual reducimos el consumo de todo aquello que nos puede hacer daño o hacer subir de peso, o simplemente de reemplazar como en el caso de los refrescos sin azúcar. Al verse preocupados porque este tipo de bebida los puede hacer subir de peso, optan por aquellos que no contienen azúcar para no engordar, pero ¿los refrescos sin azúcar engordan también?

Sobra recalcar que este tipo de bebida no reemplaza el agua como bebida hidratante para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

¿Hay riesgos al consumir refrescos sin azúcar?

En realidad, los refrescos o gaseosas sin azúcar son aquellas bebidas en las que el azúcar son reemplazadas por edulcorantes acalóricos, como lo son el aspartamo, la sacarina o el ciclamato.

Aunque este tipo de refrescos o gaseosas no contengan calorías por la ausencia del azúcar, el edulcorante que está reemplazando el azúcar ayuda a que el intestino absorba una mayor cantidad de azúcar.

Aparte, contribuye a la secreción de la insulina, del mismo modo en que lo haría un refresco con azúcar. Esto provoca que los niveles encontrados en la sangre disminuyan, provocando una sensación de hambre.

Los edulcorantes también pueden llegar a afectar la flora intestinal, modificando las bacterias del organismo, haciendo que se produzca disbiosis e intolerancia a la glucosa.

bebidas con azucar

¿El refresco sin azúcar influye en el peso?

Los estudios para determinar si en realidad los refrescos sin azúcar engordan o no son cada ves más exhaustivos, dado que es un tema que genera controversia y es una industria que mueve miles de millones de dólares y mucha gente consume este tipo de bebidas, por lo cual es importante determinar que tanto puede afectar o no nuestra salud.

Un estudio reciente publicado, Sugar and artificially sweetened beverages linked to obesity: a systematic review and meta-analysis, demuestra que existe una asociación entre el consumo de refrescos y la obesidad.

Hay que recalcar que en este estudio no se separan las bebidas azucaradas de las que no lo son, los resultados mostrados revelan que el consumo de refrescos, sea de cual sea el tipo, es mayor en aquellas personas que sufren de sobrepeso.

Hay otro tipo de estudios que sugieren que aparte de que las bebidas sin azúcar pueden llegar a contribuir en el aumento de peso, pueden aumentar el riesgo de sufrir de alguna enfermedad cardiovascular, aunque no se sabe a ciencia cierta de por qué esto ocurre.

También vemos otro estudio donde se muestra que el consumo de bebidas que no contienen azúcar puede estar ligado al aumento de grasa abdominal, según el estudio mostrado, esta medida puede que no sea muy efectiva.

alimentos con calorias

Razones por las que podría hacerte engordar

Se puede dar que la misma bebida en sí no te haga engordar, pero el consumo constante de este tipo de bebidas da a entender que la persona no tiene un hábito alimenticio saludable.

Puede ser que una persona llegue a pensar que las calorías que está dejando de consumir con esta bebida la puede compensar o reemplazar con otro alimento alto en calorías. Un ejemplo sería comerse media pizza con esta gaseosa.

Como se mencionó anteriormente, este tipo de bebidas puede producir una sensación de hambre, puede pasar que nuestro cuerpo reaccione a las gaseosas sin azúcar como si lo tuviera.

El dulce es adictivo

Puede que no contenga azúcar, pero se ha comprobado que los alimentos con un sabor dulce activan las zonas en al cerebro que están relacionadas con el placer, haciendo que la persona pueda llegar a ser adicta a determinado alimento o bebida, queriendo probar más esos sabores intensos.

Los efectos que puede producir el alimento dulce en el cerebro puede llegar a ser similar a los que produce la droga o incluso la nicotina, provocando que queramos consumir más, por esto debemos saber controlar las cantidades que consumimos.

En conclusión

Si tu deseo es bajar de peso, es lógico reemplazar aquellos alimentos que te gustan por las versiones light, los refrescos sin azúcar pueden ser seguros si son consumidos en cantidades moderadas, no van a aportar calorías.

Pero la ciencia comprueba que no es recomendable consumirlo constantemente, ya que esto va a hacer que comamos más, como por ejemplo, acompañarlo de otros alimentos.

Sabemos que el mejor método para no subir de peso es acompañar los alimentos con agua, pero si hay que elegir entre light y con azúcar, es mejor el light pero como hemos dicho, con moderación.

También recuerda que la mejor opción para bajar de peso de forma natural es quemar toda esa grasa corporal y calorías por medio de una dieta sana y ejercicios físicos.