Saltar al contenido

Aprende a dar increíbles masajes de relajación

masajes de relajacion

Recibir unos buenos masajes de relajación después de un día super agotador, o simplemente para calmar alguna molestia, es de las mejores cosas que existen en la vida, es revitalizante, relajante, renueva energías, pero para llegar a esto debemos saber bien como hacer un masaje relajante, dedicarle el tiempo necesario y profundizar bien. Es excelente para alcanzar paz, liberar tensiones, descontracturar músculos entre muchos otros beneficios que nos pueden brindar los masajes de relajación.

¿Que es un masaje de relajación?

La razón principal de un masaje relajante es que tiene el propósito de mejorar el bienestar de una persona, su mayor beneficio es aumentar los niveles de endorfinas en el cuerpo.

El masaje es una forma de valorar las partes del cuerpo que pueden llegar a sufrir alguna dolencia, esto, por medio de un tratamiento manual. Todo con el propósito de mejorar y controlar las dolencias del cuerpo, reducir o eliminar las tensiones musculares, aliviar el estrés y mejorar la circulación.

Sabiendo esto, el propósito principal de los masajes de relajación es liberar tensiones y poder lograr un estado mental en el cual reine la relajación, el control y la paz, es una forma natural de relajar nuestro cuerpo, además de agradable, ya que es delicioso sentir como unas manos milagrosas pueden ayudarnos a alcanzar altos niveles de tranquilidad.

Beneficios de los masajes de relajación

Con la información que les hemos mostrado, el masaje relajante es una terapia manual bastante segura, ésta puede ser un complemento a cualquier otro tratamiento para tratar el estrés, dolores o cualquier tipo de tratamiento natural de este tipo. El motivo principal es mejorar el bienestar de una persona, una de las razones por las que pasa esto es que al momento de hacer masajes relajantes, nuestro cuerpo libera endorfinas, más conocida como las hormonas de la felicidad.

Los masajes relajantes también nos puede ayudar a alcanzar el sueño si vemos dificultades para dormir, puede aliviar la migraña sin necesidad de medicamentos, reduce los dolores de espalda, reducen la producción de las hormonas del estrés llamadas cortisol, también puede ayudar a la eliminación de toxinas.

Orígenes del masaje relajante

En la actualidad, existe una gran cantidad de tipos de masajes, lugares donde te los hagan, técnicas especiales, países con sus tipos de masajes particulares.

La palabra masaje proviene del francés “massage”, el cual también proviene del verbo “masser”, su significado es amasar. Hay dos teorías que se remontan a mucho más atrás del origen de la palabra, una proviene del latín “massa”,y otra de origen árabe “mas” el cual significa tocar o palpar. Sea cual sea su origen verdadero, las dos palabras sugieren el tacto y amasamiento del cuerpo.

Si hablamos de la palabra relajante, proviene del latín “relaxare”, su significado es aflojamiento intenso.

masaje de relajacion paso a paso

Como hacer masajes de relajación paso a paso

Te mostraremos que debes hacer para dar o recibir un masaje de relajación paso a paso, ya que el masaje relajante está hecho para que el cuerpo alcance altos niveles de relajación y no es algo que simplemente se hace sin una preparación previa.

Paso 1

Para dar o recibir un increíble masaje de relajación, debes ambientar el lugar donde se va a hacer. El ambiente es fundamental para lograr un estado de relajación.

Debes escoger un lugar que sea tranquilo, silencioso, fresco y agradable. La técnica debe de ir complementada con un ambiente adecuado para la ocasión, por eso debes ambientarlo. La persona debe estar en una superficie blanda, como una cama, camilla, sofá o colchoneta. Las dos personas deben de estar cómodas, la persona que recibe el masaje relajante y el que la da.

Paso 2

Vas a necesitar toallas para cubrir las zonas que no van a ser masajeadas, para evitar que la persona pierda la temperatura corporal, es necesario el uso de cremas para suavizar la piel, nutrirla y permitir que las manos se pueden mover fácilmente sobre la piel. También prepara servilletas de papel para eliminar el exceso de cremas.

Los aceites también son útiles a la hora de hacer los masajes de relajación corporal, tienen olores muy agradables y su penetración en la piel contribuye a alcanzar un mayor nivel de relajación, hay muchos tipos de aceites, como de menta, limón, lavanda, entre muchos otros. También puedes poner una música suave y relajante, que suene de fondo, incluso pueden ser sonidos ambientales, como de naturaleza o sonidos del mar.

Te puede interesar: Como hacer aceite casero para masajes

Paso 3

Ahora debes determinar la parte del cuerpo donde realizarás los masajes de relajación, se recomienda masajear la mayor parte del cuerpo posible, si cuentas con tiempo para hacerlo.

Si no tienes mucho tiempo, puedes empezar por las zonas que más tensión sufre por culpa del estrés, como los hombros, espalda y cuello. Pero si por el contrario, cuentas con una buena cantidad de tiempo, puedes masajes los pies, brazos, piernas e incluso la cabeza. La persona deberá tener las zonas a masajear desnudas.

En realidad, al tener esas partes del cuerpo descubiertas, y sentir el contacto con la piel, esto acompañado de un buen ambiente hace que la persona se relaje. Para masajear los brazos, piernas y espalda, puedes empezar desde abajo hasta arriba usando ambas palmas de las manos, aplica una presión suave sobre las zonas con movimientos circulares, puedes ir aumentando la presión un poco pero sin excederte.

masajes relajantes

Masajes relajantes para el cuerpo

Te mostramos algunos trucos de como hacer masajes de relajación para distintas partes del cuerpo, en realidad no es nada complicado, todo depende de la suavidad e intensidad y de la ambientación del espacio.

Para masajear esta zona, usa los puños haciendo movimientos circulares pequeños, debes empezar desde la espalda baja e ir subiendo poco a poco hasta llegar a los hombros, debes tratar de evitar la columna vertebral. Después de realizar esta movimiento, abre las manos y empieza a amasar la espalda y hombros.

Para masajear la cabeza, usa los dedos sobre el cuero cabelludo, llega hasta la nuca y finaliza en las orejas, siempre usando las yemas de los dedos.

Cuando masajees los pies, evita hacerle cosquillas a la persona, ya que esta es una zona muy sensible para muchas personas. Debes agarrar el pie, con los dedos pulgares empieza desde el talón hasta los dedos, un movimiento de abajo hacia arriba, aceitando los pies por supuesto.

Para masajear las manos, realiza movimientos circulares sobre la palma de las manos, luego masajea toda la mano y cada dedo.

Para masajear la cintura, puedes hacer movimientos circulares con la palma de tus manos, al igual que en los hombros y cuello.

Se recomienda que durante el masaje, se varíe la intensidad aplicada sobre la persona, esto para conseguir un estado de relajación muscular, debes ejercer presión en ciertos momentos y suavizar los movimientos en otras ocasiones.